Tarta Tatin ID

Vídeo-receta Tarta Tatin, una Tarta de Manzana con Historia

No Gravatar

De todas las tartas de manzanas que existen, la Tatin es, sin lugar a dudas, una de las más apreciadas. Su historia también ha pasado a ser posiblemente la serendipia más conocida del universo gastronómico. En efecto, cuenta la historia cómo las hermanas Stéphanie y Caroline Tatin regentaban a finales del siglo XIX un pequeño hotel en Lamotte-Beuvron, un pueblecito del Valle del Loira (Francia), al que acudían numerosos clientes entre los que se encontraba el pintor Claude Monet quien, además de ser considerado el padre del impresionismo, fue también un afamado gourmet. Prueba de su afición por la gastronomía la tenemos en los “Cuadernos de Cocina” que redactó en Giverny, su refugio de Normandía. En estos cuadernos Monet recopiló de manera fidedigna recetas de sus amigos entre las que se encuentran la “Bouillabaisse” de Cézanne, unos bollitos de Jean Millet y la receta que nos ocupa hoy: la famosísima tarta de las hermanas Tatin.

Pero ¿qué tiene de especial esta tarta? Aparentemente es una tarta de manzanas más, sin embargo lo que la distingue de las demás es que se hace al revés, es decir se hace invertida. En efecto, si por algo se hicieron famosas las dos hermanas fue por la ocurrencia que tuvo una ellas, Stéphanie, a la que un buen día se le olvidó colocar en el fondo del molde la masa de la tarta de manzanas caramelizadas que estaba preparando. Ni corta ni perezosa, una vez listas las manzanas, les colocó la masa por encima, volvió a introducir el molde en el horno y al sacar la tarta, la volcó… O eso dicen, ya que algunos aseguran que ese tipo de elaboración ya se daba en la región mucho antes de que las hermanas Tatin la hicieran ya que el uso del horno no estaba entonces tan extendido como ahora y se solían preparar las tartas al fuego en una sartén… Cada cual que piense lo que le parezca. Lo que sí parece documentado es que fue la versión de las Tatin la que llegó a oídos del dueño del propietario del restaurante Maxim’s quien decidió incluirla en su carta de postres; al ser éste el establecimiento con más renombre de su época, la “Tatin” pronto se convertiría en un postre mundialmente conocido.

Corte tarta tatin

 

Si tenéis ocasión de pasar por Lamotte-Beuvron podréis visitar el hotel Tatin donde aún venden las famosas tartas además de poder degustarlas in situ. No hay pérdida: delante del hotel hay una inscripción que dice “aquí fue creada la célebre Tarta Tatin”. Por ahora os dejamos con la receta clásica, toda una delicia; más adelante os iremos poniendo otras muchas versiones de los mejores pasteleros nacionales y extranjeros. Tampoco nos olvidaremos de las versiones saladas, ya que esta receta da muchísimo juego.

Para mejorar vuestras elaboraciones, no dejéis de leer los consejos  “útiles o fútiles” que ponemos al pie de cada receta.

 

Ingredientes: para un molde de 22 cm

  • 1 u. masa de hojaldre
  • 6-7 manzanas Golden o reinetas medianas
  • 100 gr de azúcar
  • 70 gr de mantequilla en pomada

Elaboración:

  • Precalentamos  el horno a 180ºC.
  • Por otra parte, pelamos las manzanas, las vaciamos y las cortamos en cuartos.
  • Mientras tanto preparamos en un cazo el caramelo con el azúcar, le añadimos la mantequilla y lo mezclamos bien.
  • Una vez listo el caramelo, lo vertemos en un molde con fondo esmaltado (tipo genovés) o bien en una sartén que pueda ir al horno, de unos 25 cm. de diámetro.
  • Colocamos encima del caramelo las manzanas, la cara abombada hacia abajo, bien derechas y apretadas.
  • Introducimos el molde (o la sartén) en el horno durante unos 50-60 minutos, según la variedad de las manzanas. A continuación, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar.
  • Por otro lado, extendemos la masa hasta obtener un espesor de 2,5 mm. Recortamos un disco un poco mayor de las dimensiones del molde. Cubrimos con la masa la fruta y volvemos a introducir el molde en el horno durante unos 30 minutos, hasta que esté bien cocida la masa.
  • Dejamos enfriar a temperatura ambiente unas 3 horas antes de desmoldar la tarta. Para ello, sumergimos el molde en agua caliente y, a continuación, volcamos la tarta sobre la fuente de servicio.
  • Antes de servir la tarta, la calentamos unos minutos en el horno ya que se debe comer tibia.

Trucos útiles o fútiles:

  • Debemos guardar la masa de hojaldre en la nevera hasta que vayamos a utilizarla para que no se ponga blanda.
  • Podemos utilizar manzanas reinetas en lugar de las golden ya que aguantan muy bien la cocción y además ofrecen un interesante contraste con el caramelo por su sabor un poco más ácido que el de las golden.
  • En el vídeo hemos elaborado la tarta con mantequilla normal ya que no disponíamos de mantequilla clarificada pero para un resultado óptimo lo mejor es utilizar la mantequilla clarificada así  evitaremos que se genere espuma.
  • La tarta debe servirse tibia pero no recién sacada del horno ya que podríamos quemarnos con el caramelo caliente. Se suele acompañar de helado de vainilla.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a nuestro blog

Comments 4

    1. Post
      Author
    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site is using OpenAvatar based on